¿Qué vehículos se deducen al 100 %?

¿Qué vehículos se deducen al 100 %?

La deducción de los gastos de vehículos es una de las mayores preocupaciones de los empresarios y autónomos. Por esta razón, es importante conocer los vehículos que se pueden deducir al 100 % para poder optimizar los gastos y ahorrar dinero en la declaración de impuestos. En este artículo vamos a hablar sobre los vehículos que se deducen al 100 % según la normativa fiscal actual.

Vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos son una excelente opción para aquellos que quieren deducir el 100 % de su vehículo. La normativa fiscal actual permite que los vehículos eléctricos se puedan deducir al 100 % siempre y cuando se utilicen exclusivamente para la actividad empresarial o profesional. Es decir, si un autónomo o empresario adquiere un vehículo eléctrico para su trabajo y lo utiliza solamente para ese fin, podrá deducir el 100 % de los gastos asociados a ese vehículo.

Vehículos híbridos enchufables

Los vehículos híbridos enchufables también se pueden deducir al 100 % siempre y cuando cumplan con ciertas condiciones. En primer lugar, el vehículo debe tener una autonomía en modo eléctrico de al menos 40 kilómetros. Además, debe tener un nivel de emisiones de CO2 inferior a 50 gramos por kilómetro recorrido. Si el vehículo cumple con estas dos condiciones, se podrá deducir el 100 % de los gastos asociados a él siempre y cuando se utilice exclusivamente para la actividad empresarial o profesional.

Vehículos con capacidad de carga superior a 3.500 kg

Los vehículos destinados al transporte de mercancías con una capacidad de carga superior a 3.500 kg también se pueden deducir al 100 %. Estos vehículos incluyen camiones, furgonetas y otros vehículos similares destinados al transporte de mercancías. Es importante destacar que esta deducción solo se aplica si el vehículo se utiliza exclusivamente para la actividad empresarial o profesional.

Vehículos adaptados para personas con discapacidad

Los vehículos adaptados para personas con discapacidad también se pueden deducir al 100 % siempre y cuando se utilicen exclusivamente para la actividad empresarial o profesional. Estos vehículos incluyen aquellos que han sido adaptados para transportar a personas con discapacidad o aquellos que han sido adaptados para que una persona con discapacidad pueda conducirlo.

Vehículos de renting

Los vehículos de renting también se pueden deducir al 100 % siempre y cuando se utilicen exclusivamente para la actividad empresarial o profesional. En este caso, la deducción se aplicará sobre las cuotas de renting que se abonen por el vehículo. Es importante destacar que, en el caso de los vehículos de renting, la deducción no se aplicará sobre el precio de compra del vehículo, sino sobre las cuotas de renting.

Vehículos de empresa

Los vehículos de empresa, es decir, aquellos vehículos que se utilizan exclusivamente para la actividad empresarial o profesional, también se pueden deducir al 100 %. En este caso, la deducción se aplicará sobre los gastos asociados al vehículo, como el combustible, el mantenimiento, el seguro, etc.

Conclusión

Como hemos podido ver, existen varios tipos de vehículos que se pueden deducir al 100 % según la normativa fiscal actual. En todos los casos, es importante tener en cuenta que la deducción solo se aplicará si el vehículo se utiliza exclusivamente para la actividad empresarial o profesional. Por tanto, es importante analizar bien nuestras necesidades antes de adquirir un vehículo para nuestra actividad profesional y elegir aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades y presupuesto.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y te invitamos a seguir visitando nuestro blog para estar al día en temas relacionados con la tecnología y la empresa.

Deja un comentario